Estar las horas del trabajo con un buen vestuario laboral en Alcobendas es un hecho que no deberíamos pasar por alto, pues de esta forma evitamos a nuestros pies, piernas y espalda el verse afectados por diversas patologías. Pero conozcamos cuál es el calzado que mejor nos conviene según nuestro entorno laboral.

Encontramos tres tipos de calzado según su finalidad principal: protección, seguridad y profesional. El primero destaca por resguardarnos los dedos sobre golpes con un nivel de energía de 200 J y 15 kn. El segundo calzado de vestuario laboral en Alcobendas, el de seguridad, incluye añadidos de topes como garantía para preservarnos de impactos de 100 J y compresiones de carga a 10 kn.

Y, por último, el de uso profesional no posee la protección contra compresión o impacto en la parte delantera de los pies, pero introduce características que nos protegen de riesgos específicos en nuestro entorno laboral, elaborados en materiales como cuero o elementos sintéticos.

Por tanto, son requisitos indispensables para la calidad en un zapato laboral:

- La amortiguación, que dota de comodidad y es un instrumento de prevención de lesiones.

- Comodidad: sentir bienestar y confort en la zona del pie que más sufre cuando caminamos.

- Agarre: buena sujeción y una óptima distribución de la presión de la planta del pie. Por ejemplo, los zapatos anatómicos son ideales si somos trabajadores que pasamos muchas horas de pie.

- Resistencia, aislamiento e impermeabilidad para las distintas condiciones laborales que pueden sucedernos en el medio laboral.

- Además, otros factores que debemos buscar son durabilidad, ligereza, ergonomía, flexibilidad, transpiración e incluso diseño porque son elementos que ayudarán a mantener nuestros pies en buenas condiciones.

Desde Geresco somos conscientes de la importancia de tener un buen calzado para desempeñar la jornada laboral, ya que repercute en la salud laboral. Nos adaptamos a todo tipo de profesionales ofreciendo garantía, calidad y amplia variedad.